Animas y no Amanezca

Esta historia habla sobre una imagen conocida en México como las Animas del Purgatorio.


Esta imagen religiosa, llegó a nuestro país como muchas otras, con la Conquista de los Españoles. Quizás para la mayoría de los Mexicanos estas animas aparecieron en la Divina Comedia de Dante con el tan horripilante purgatorio, recordemos que en esta novela Dante menciona que entre el cielo y el infierno hay algo que podemos decir que si existen las medias tintas, que es el Purgatorio.

Casi todos los Mexicanos tenemos la creencia de que si nuestra muerte es por accidente, por algún asalto o alguna pena, nos quedaremos penando y sufriendo en este purgatorio hasta que la Virgencita del Carmen se apiade de nosotros, nos tome de la mano para llevarnos directito al lado de dios nuestro Señor y la Divina Providencia.

Mucha gente acostumbra a rezar un rosario para que las almas que están “purgando” esta condena de desgracias, olvido o mal comportamiento puéda terminar este sufrimiento e ir con sus seres queridos que se han adelantado…

Después de este brevario cultural viene la razón de esta historia, la cual de antemano recuerdo que es verídica, hace algunos años, al menos veinte… Debo recordar que vendo artículos religiosos, con mis hijos ya seria la quinta generación, en una calle en Centro de la Ciudad de Mexico a lado de una iglesia muy vieja… una señora salía de la iglesia donde vendo, y me comento que dentro de esta recinto había una figura de las animas del purgatorio, que le fascinaba porque era la única que había visto con cuatro mujeres ardiendo en el fuego eterno.

Me pidió que se la consiguiera igual que a ella estaba enamorada de estas figuras y que si era posible yo me las robara de la iglesia, a lo cual me reí mucho jajajajajaja y le respondí: “Señorita como me pide eso?

Claro que no haría semejante cosa, para que quiere ud que los padres me encarcelan y eso no es lo peor me iría directo al purgatorio por toda la eternidad y francamente con la pobreza que vivo en mi país es suficiente jajajajajaj.” Ella sonrío y me dijo que era en serio que ella estaba dispuesta a pagar lo que fuera, y yo volví a responder –

“Pues con la pena señorita pero niguas, nomas no le entro, si gusta ud se la puedo mandar hacer pero mas chicas porque de ese tamaño.” – que estas eran como de 45×60 cm le saldrían en unos 1500 pesos de aquel tiempo. A lo cual me respondió: “No manito es mucho, mejor consíguemelas mas chicas y baratas pero eso si, lo mas parecido a ellas.” Yo le dije que está bien que veré que puedo hacer….

Paso el tiempo, los años, la vida misma y esas animas nunca pude conseguirlas como ella lo deseaba tanto, y hace algunos días regreso esta señora a la iglesia, y yo sorprendido porque tendría mas de quince años de no verla, le dije: “Marchantita que milagrooooo, hace muchísimo tiempo no la veía.” Me respondió con una sonrisa

– Aaahhh!!! Se acuerda ud de mi?

– Claroooooooo que  me acuerdo como la voy a olvidad, si ud era la señorita que quería unas animas iguales a la de la iglesia, que por cierto cada que me acordaba de ud me daba risa porque era tanto su deseos de tenerlas que hasta me pidió que me las robara jajaja.

– si, si es cierto, – me dijo.

Le mostré una figura de una anima sola, y le dije:

– Mire después de tantos años tengo así son pequeñas de 15 cm pero quizás le gusten en esta forma y de este material.

La miro con tristeza y de pronto salió de sus ojos una lagrima….. Guarde silencio diciéndome, que no ya no las quiere porque después de tanto buscarlas y desearlas hace un año pudo conseguirlas le gustaron muchísimo…

-…e iba directo a mi casa para mostrárselas a mi mami, pero ese día después de comprarlas, tome un camión para llegar a mi hogar y que se suben a robar, – se puso nerviosa, me di cuenta porque se frotaba las manos con ansiedad, esa ansiedad que da a las personas cuando no quieren recordar esos malos momentos que nos duelen, continuo, – se subieron a robar y yo con las animas en mis manos, le dije al ratero que me dejara bajar, me miro a los ojos, mientras yo le pedía a mis animas que me protegieran, entonces el ratero me dijo: “bajese señora, nomas deme su teléfono, para mí, agregó mi marchanta”, fue un milagro de las animas, pero un milagro que me costó muy caro porque aun no llegaba lo peor, al llegar a mi casa, aun con el susto entre las piernas, le mostré a mi madre con mucha alegría la figura de las animas ella las miro y solo sonrío, y ahí empezó mi penar……..

Al siguiente día, por la mañana empezó a estar enferma, se me puso muy delicada mí mami, la lleve de emergencias al hospital era creo las diez de la mañana y estuve ahí esperando alguna información sobre su salud porque no me decían ni me informaba nada, absolutamente nada sobre la condición de mi madre. Después de las cinco de la tarde salió una enfermera preguntado por una paciente del sexo femenino y esa paciente era mi madre, informándome que había fallecido….esto me puso muy mal y desde ese momento ya no desee más a las animas del purgatorio porque se llevaron a mi madre, yo que tanto las quería, yo que tanto quería tenerlas en mi hogar para que cuidaran a mi madre y hoy solo pido a dios que un día antes de haberlas comprado no hubiera amanecido, y sonriendo me decía…ANIMAS Y NO AMANEZCA………..y por eso mi marchantito mejor ni me las ofresca ya no las quiero ni ver a esas benditas animas del purgatorio.

Y se fue en silencio perdiéndose entre esta calle magica donde estoy con mi puesto, a lado de la iglesia muy vieja y Mexico tan breve……………….

Comment: 1
  • 2 years ago

    I just want to say I’m beginner to blogging and absolutely liked this blog site. Likely I’m likely to bookmark your blog . You actually come with superb well written articles. Appreciate it for revealing your web site.

Comment